¿ULTHERAPY O HILOS TENSORES?


Con frecuencia nuestros pacientes acuden a consulta para  tener una valoración  por parte de un médico especialista sobre cómo mejorar distintos aspectos  de su fisionomía facial.

La  flacidez es una de las cuestiones por las que más nos preguntan. Existen numerosas técnicas no invasivas con las que podemos mejorar  notablemente sin causar baja y pudiendo retomar las rutinas diarias al día siguiente del tratamiento.

Es el caso de dos fantásticas técnicas como son los hilos tensores y ultherapy. Solemos aconsejar a nuestros pacientes que todas las técnicas dermoestéticas son complementarias entre sí: es decir, un paciente siempre se va a beneficiar de las ventajas de ambas, ya que sus efectos  positivos se van a acumular y por lo tanto, el paciente notará una mayor mejoría.


El tensado dérmico con hilos tensores de polodioxanona, concentra la formación de colágeno en la dirección de los hilos implantados. Colocando unos finísimos hilos en distintos planos cutáneos, creamos una malla para provocar la retracción de la piel flácida, aumentando así su firmeza  y aportando una mayor consistencia. Es sencillo de aplicar, no provoca molestias y ofrece tanto al médico como al paciente la máxima seguridad, ya que el material es biodegradable y se utiliza a menudo en las suturas quirúrgicas.

Por otro lado, el nuevo tratamiento de Ultherapy,  conocido como el nuevo lifting sin cirugía y el único tratamiento  aprobado por la FDA consigue mediante  ultrasonidos  llegar a las capas más profundas de las piel, logrando tensar zonas como el arco mandibular, párpados, cuello, escote...Se obtiene una retracción de la piel laxa y una significativa mejoría del tono cutáneo por estimulación de la formación de nuevo colágeno.

En definitiva se trata de dos técnicas muy válidas y complementarias entre sí: no invasivas, sencillas, y que permiten una inmediata incorporación a su vida cotidiana.  Aproximadamente sus efectos tienen un año de duración, y se pueden realizar en cualquier época incluido el verano, ya que la radiación solar no influye en los mismos. A su vez, permiten la combinación con otras técnicas siempre y cuando estén indicadas por un profesional médico, y se cumplan los tiempos requeridos entre los distintos tratamientos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

FLACIDEZ y ULTHERAPY